UN GIRO EN LA POLÍTICA

No te vengo a proponer nada, o tal vez sí, aunque antes quiero que respondas a unas preguntas y analices ¿Cada cuánto vas al supermercado? ¿Qué pensas al ver los precios? ¿Te dan ganas de putear? Hacelo! Te voy a contar el porqué estamos entrando a la “senda de la decadencia”, y cómo han hecho los políticos para revertir el desarrollo.


Para contestar a esta pregunta debemos comprender ¿qué es desarrollo? Según la RAE, se trata de incrementar, agrandar, extender, ampliar o aumentar alguna característica de algo físico o intelectual.

Partiendo del supuesto de una economía dual (Lewis Arthur). Donde el “problema del desarrollo” llegó a significar el traslado de personas y recursos del sector tradicional del sector moderno.

  • El desarrollo de un sector de la economía generaba demanda de comida y otros productos, creando nuevas oportunidades económicas en la agricultura como en el comercio y/o industria.

Una parte de la sociedad, urbana con formación utiliza la tecnología en cada momento de su vida, la otra parte de esta sociedad urbana es pobre, aislada de la tecnología y en su mayoría sin estudios.

Tal vez has escuchado a algún conocido decir: “están así porque quieren, les gusta vivir de arriba”, “son vagos, no quieren trabajar, perdieron la cultura del esfuerzo”,…, esta es una pregunta que no muchos se hacen ¿no podrían los individuos de esta comunidad abrirse camino e insertarse en la sociedad, crear un negocio, estudiar, y comenzar una carrera profesional? Muchas veces el gobierno se asegura de que esto no ocurra. Un individuo pobre y sin estudios es fácil de manipular, ya lo debes haber escuchado antes.

Esta realidad no es producto del desarrollo, fue creada por el estado.


No soy partidario de que el estado deba intervenir y estar presento en todos los aspectos de la vida de los individuos, sostengo que mientras más presencia por parte de este tiende a retroceder el trabajo que han hecho otros individuos para lograr que estos por su propia iniciativa levanten cabeza. No te voy a decir cómo sacar a una comunidad de “la pobreza” y colocarla en la senda de crecimiento, porque la verdad que no lo sé, si te puedo asegurar que se requiere inversión privada  o coparticipación pública-privada. Donde más allá de aplicar políticas para reducir la pobreza, se deben de abordar sus causas.

  • Aunque para lograr el impacto deseado se debe de crear un entorno favorable en el que puedan florecer las iniciativas.
  • Para construir confianza se deben de crear foros, en los cuales el sector privado, ONG, grupos de reflexión y gobierno puedan intercambiar ideas.

Hablemos de crear un entorno favorable, ¿A qué costo?

¿Vale dejar a un sector de la sociedad olvidado y fuera de todo progreso? ¿vale permitir que a este sector le caiga todo el peso de las medidas económicas impuestas por es estado? Un estado intervencionista, depositario de la coerción, el autoritarismo y de prácticas impositivas, que está dispuesto a todo para que florezcan sus iniciativas.

Durante el período 1880-1944, Argentina crecía al 4,8%, mientras el mundo lo hacía al 2,0%. Para mediados de siglo XX, nuestro país se encontraba entre los 5-7 países mas ricos del mundo, algo sucedió un año más tarde, ese algo llevó a que la tasa de inflación pasase de niveles del 3,7%anual a tasas del 167,6% reflejando la caída de la demanda de dinero y quitando a la economía profundidad financiera. Justo ahí, en 1947 aproximadamente (para mí) inicia el declive económico de Argentina, el cual se debe en parte al estatismo, el maldito intervencionismo .


Nos encontramos en un camino de retroceso, que nos ha empobrecido tanto en progreso material degradando la educación, agitando aún más la desigualdad social y en cierto sentido alentando la inseguridad.

¿Y cómo detenerlo? Bueno, pensemos en la generación del 80, está claro que fue la que transformó a la Argentina en un país próspero. ¿qué tenían en común estos muchachos? ¿Querían tener su terrenito, La Libertad, Entregar el país a EEUU?

La historia nos ha demostrado que el estado como interventor de la económica es un completo fracaso, que no sólo lleva a endeudar a generaciones de millones de ciudadanos, sino también sus practicas impositivas que ahogan al emprendedor, el verdadero motor y generador de puestos de empleo del país.

¿Aún necesitas que te diga cuál es mi propuesta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *